Dejemos de Alimentar a las Empresas que Dirigen la Guerra del Congo Matando a sus Habitantes para Robarles los Diamantes, Oro y Demás Metales.

1 11 2008

La guerra en la República democrática del Congo comienza de nuevo; y casi con toda certeza tu llevas un pedazo de la matanza – manchado de sangre – en tu bolsillo.

Cuando observamos el holocausto del Congo, con 5.4 millones de muertos, los clichés de África aparecen atropelladamente: este es un “conflicto tribal” en “el corazón de la oscuridad”, te dirán, pero no lo es.

La investigación realizada por las Naciones Unidas descubrió que lo que sucede en el Congo es una guerra dirigida por los “ejércitos de las empresas” para hacerse con los metales que hacen que nuestra sociedad del siglo XXI prospere y refulja. La guerra del Congo tiene lugar por ti.[..]

Existen dos versiones sobre el inicio de la guerra la oficial y la verdadera.

* La oficial sostiene que tras el genocidio en Ruanda, los asesinos en masa hutus cruzaron la frontera entrando en el Congo, y que el gobierno de Ruanda fue tras ellos, pero esto es mentira.

¿Qué como lo sabemos? Porque el gobierno de Ruanda no fue al lugar donde se refugiaban los genocidas Hutus, al menos no en un principio.

* En vez de eso se dirigieron a las zonas ricas en recursos naturales, y comenzaron a saquearlas. Llegaron incluso a pedirle a sus soldados que colaborasen (en el pillaje) con cualquier Hutu con el que se cruzasen.

La República Democrática del Congo es el país más rico del mundo en oro, diamantes, coltán, casiterita y otros recursos más. Todo el mundo quiere una tajada, y por eso ha sido invadido por otros seis países.[..]

Estos recursos no son robados para su utilización en África. El saqueo se da con la intención de vendernos esos recursos a nosotros. Cuanto más compramos, más roban los invasores, y mayor es la carnicería. El aumento en el número de computadoras, televisores, teléfonos móviles ha provocado un aumento en el número de muertos, ya que el coltán que contienen se extrae principalmente en el Congo.

Hace bien poco desde las Naciones Unidas se publicó una lista de las corporaciones internacionales que se cree están involucradas en el conflicto:

* Anglo-America,

* Standard Chartered Bank,

* De Beers y ciento y pico empresas más. (Todas ellas negaron los cargos)

Entre las compañías a las que Maurice Carney culpa por avivar la violencia están:

*  El OM Group, con sede en Cleveland, líder mundial en producción de químicos especiales basados en el cobalto y uno de los abastecedores principales de químicos especiales con base de níquel.

* Está también el gigante de la química Cabot Corp. Cabot produce coltán, conocido también como tantalio, un componente difícil de extraer, pero que es clave en todos los circuitos electrónicos, sobre todo los de los teléfonos celulares y otros artículos de ese tipo.

Se afirma que la demanda masiva de coltán es responsable de alimentar la segunda guerra del Congo, entre 1998 y 2002. Un antiguo director ejecutivo de Cabot es ni más ni menos que el actual secretario de Energía del gobierno de estados unidos, Samuel Bodman.

* Freeport McMoRan, con sede en Phoenix, que absorbió la enorme concesión minera de Phelps Dodge en el Congo, también está en el juego.

Pero en lugar de detener las actividades de estas corporaciones, nuestros gobiernos solicitaron a la ONU que dejase de criticarlas. [..]

Una revisión realizada por el gobierno congoleño de más de 60 contratos mineros hace un llamado para que se renegocien o se cancelen de inmediato. Dice Carney:

“Ochenta por ciento de la población vive con 30 centavos de dólar al día, o menos, mientras miles de millones de dólares salen por la puerta trasera para ingresar a la bolsa de las grandes compañías mineras”.

Más información sobre el coltán en Papaelgato y Neoteo. En la foto, niños extrayendo Coltán en una mina del Congo.

Fuente: http://www.maikelnai.es/2008/11/01/de-como-alimentamos-el-conflicto-mas-sangriento-de-africa/

Extra:

El “holocausto” tiene más de cinco siglos y fué perpetrado por el “civilizado” mundo “occidental”

En 1482, los portugueses llegan por primera vez al Congo. Para los portugueses, un acuerdo con el emperador del Congo Manicongo Nzinga Nkuvu significaba penetrar y obtener las riquezas(oro, cobre, marfil y esclavos) tan deseadas en Portugal y Europa. Bajo el pretexto de expandir el cristianismo entre los pueblos paganos, la religión se convierte inicialmente en la principal forma de penetración y facilita la dominación posterior y el pillaje del Congo. El rey de España Carlos I estableció en 1517 un sistema de concesiones a particulares para introducir y vender esclavos africanos en América.Entre los siglos XVI y XIX, millones de africanos son arrancados violentamente de sus tierras y aldeas con destino a América y las islas del Oceano Indico, donde son obligados a trabajar en grandes plantaciones de azucar, tabaco, algodón, cacao y en las minas de oro y plata. Estos productos son aprovechados posteriormente como materia prima para las industrias en evolución en Europa.

En el tráfico de esclavos participan activamente Portugal, España, Inglaterra, Francia y Holanda principalmente, sin que se oyese la voz de las Iglesias cristianas(católicas y protestantes) respecto de este brutalidad.

El tráfico de esclavos provocó estragos en Africa, los cuales aún hoy en día se hacen sentir. Durante cuatro siglos este continente fue escenario de guerras y “razzias” por la captura de esclavos. Millones de africanos fueron exportados para tierras lejanas, otros tantos millones murieron en largas marchas hasta la costa y en los almacenes a la espera de ser embarcados.
Este éxodo forzado de millones de personas provoco la disminución del crecimiento vegetativo de la población africana, ya que los hombres y mujeres en edad de procreación eran vendidos. Las familias eran divididas y los seres humanos amarrados explotando el espacio al máximo con hierros en galpones o bodegas sucias, llenas de excrementos, con un plato de arroz y un cacharro de agua al día morían de enfermedades, otros se suicidaban, los muertos y enfermos eran arrojados al mar, en fin el infierno.

No era mejor la suerte al llegar(los que llegaban), pues eran vendidos como animales y tratados igualmente durante toda su vida. Algunos investigadores llegan a decir que entre los siglos XV y XIX el continente perdió más de cien millones de hombres y mujeres jóvenes. Varias regiones africanas quedaron casi totalmente despobladas.

El investigador André Gunder Frank en su libro La Acumulación Mundial 1492-1789 señala la cifra de 13.750.000 esclavos traídos a América entre los siglos XVI y XIX, a lo que el investigador Enrique Peregalli añade un 25% por muertes en el trayecto y un 25% más por muertes en Africa con motivo de las guerras de captura, lo que da un total de 20.625.000 africanos perdidos para el continente en ese período, lo que dá entre diez veces y el doble de lo ocurrido con el nazismo. Si bien la esclavitud fué desapareciendo en la América del Sur a partir de la guerras de Independencia, en los Estados Unidos persistió cruelmente hasta despues de la guerra civil y fué sustituída por la discriminación , el KuKusKlan homicida y el asesinato selectivo( Martin Luther King, Malcom X y otros). Aún hoy se observa sus profundo impacto en esa sociedad tal como ocurrió en Nueva Orleans con el Katrina.

La Primera Guerra del Congo.

Es el conflicto bélico desarrollado entre finales de 1996 y 1997 en Zaire que condujo al derrocamiento por parte de rebeldes apoyados por países extranjeros (en especial Ruanda y Uganda) de Mobutu Sese Seko quien fue reemplazado por Laurent-Désiré Kabila estableciendo la República Democrática del Congo. El líder guerrilero Kabila se declaró presidente además de cambiar el nombre del país. Esta guerra marcó la base y fue seguida rápidamente por la Segunda Guerra del Congo, que se inició el 2 de agosto de 1998 y que estuvo en el origen del genocidio congoleño.

Mobutu había controlado Zaire desde 1965 con la ayuda de los Estados Unidos que veían en el dictador un baluarte contra los líderes progresistas como Patrice Lumumba, que había sido derrocado en 1960 por Mobutu con ayuda de la CIA y del gobierno de Bélgica. A principios de los años 1990 una ola de democratización invadió África. Había importantes presiones internas y externas para alcanzar esa democratización en Zaire, y Mobutu prometió reformas.

En agosto de 1998, todos los miembros del gobierno de origen Tutsi se retiraron del gobierno cuando Kabila solicitó a los mercenarios ruandeses y ugandeses que volvieran a sus países. De hecho, la alianza de Kabila con los ruandeses para conseguir el control militar y político le había valido la acusación de ser “marioneta de Kigali” por parte de las fuerzas pro-democráticas congoleñas. Esto impulsó a Kabila a volverse contra sus antiguos aliados ruandeses que ya se mostraban cómodos en territorio congoleño, y que deseaban seguir explotando los recursos minerales del este del país, despreciando a la población nativa. En ese contexto estalló la Segunda Guerra del Congo.

Segunda Guerra del Congo.

Fue un conflicto armado que tuvo lugar en gran parte del territorio de la República Democrática del Congo (el antiguo Zaire), con posterioridad a la Primera Guerra del Congo. Este conflicto se inició en 1998 y terminó formalmente en 2003, cuando asumió el poder un gobierno de transición bajo los términos del Acuerdo de Pretoria.

Conocida también como Guerra Mundial Africana, Gran Guerra de África o la Guerra del coltán, provocó la muerte de aproximadamente 3,8 millones de personas, la mayoría de ellas por hambre y enfermedades prevenibles y curables. Dentro de estos graves hechos, se considera a este episodio el más álgido dentro del llamado “genocidio congoleño”. Esta trágica cifra convirtió a esta guerra en el conflicto más mortífero desde la Segunda Guerra Mundial, y eso sin contar los millones de desplazados y refugiados en los países vecinos.

Los efectos devastadores sobre la economía y las instituciones sociales repercutieron gravemente en la flora y fauna de la región. En septiembre de 2005 un estudio realizado por la WWF detectó que la población de hipopótamos en el Lago Eduardo había caído a cerca de 900 individuos desde una cifra de 29.000 treinta años antes. Este descenso se atribuye a la necesidad de comida por parte de los habitantes, al igual que para vender los dientes como marfil. En la misma zona viven cerca de la mitad de los 700 gorilas de montaña del mundo.

Situación Actual.

Entre el 22 de marzo y el 23 de marzo de 2007, se repitieron los enfrentamientos en la capital de la República Democrática del Congo, Kinshasa, en sitios próximos a la casa e instalaciones de negocios de Jean-Pierre Bemba, entre tropas del gobierno seguidoras de Joseph Kabila y fuerzas de Jean-Pierre Bemba, al no cumplir con el ultimátum dado para desarmar sus fuerzas en el Oeste del país. Hubo centenas de muertos en esos días, y por lo que la Fiscalía del país emitió una orden de arresto por alta traición para Jean-Pierre Bemba, al que se acusa de asesinatos y violaciones. Durante algunos días, Jean-Pierre Bemba estuvo refugiado en instalaciones de la embajada de Sudáfrica en Kinshasa, finalmente, éste se fue del país, hacia Portugal, en una salida negociada.  Desde mediados de 2007, la tensión se trasladó al Este de la RDC y se ha incrementado debido a la actuación del General Laurent Nkunda, líder de unas fuerzas paramilitares de la etnia tutsi que controlan amplias zonas de la región de Kivu del Norte,[2] cerca de las ciudades de Sake y Goma y que cuenta con el apoyo no oficial de Ruanda.

En el informe más reciente de la mortalidad en el Congo, International Rescue Committee encontró la inquietante cifra de 5.4 millones de “muertes en exceso” ocurridas desde 1998. Estas muertes van más allá de aquellas que habrían ocurrido normalmente. En otras palabras, una pérdida de vidas humanas en la escala de lo ocurrido el 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, pero cada dos días, en un país que tiene la sexta parte de la población de Estados Unidos.

Y un poco de historia: después de respaldar a los aliados en la Segunda Guerra Mundial, el Congo obtuvo su independencia y en 1960 eligió como primer ministro a Patrice Lumumba, un progresista, un panafricanista. Poco después fue asesinado en un complot que implicó a la CIA. Estados Unidos instaló y respaldó a Mobutu Sese Seko, que dominó tiránicamente y saqueó la nación durante más de 30 años. Desde su muerte, el Congo ha estado en guerra; de 1996 a 2002, provocada por las invasiones de los vecinos Ruanda y Uganda, y desde entonces el conflicto continúa.

Maurice Carney, director ejecutivo de Amigos del Congo, en Washington, afirma: “Básicamente son dos tipos de violación los que ocurren en el Congo: uno es la violación de mujeres y niños, y el otro es la violación de la tierra, los recursos naturales. El Congo tiene tremendos recursos naturales: 30 por ciento del cobalto del mundo, 10 por ciento del cobre, 80 por ciento de las reservas mundiales de coltán. Uno tiene que entender la influencia de las corporaciones en todo lo que ocurre en ahí”.

Una cuestión importante para todos los continentes es: ¿cómo pudieron morir en un país cerca de 6 millones de personas en una guerra y sus enfermedades asociadas, en menos de 10 años, y ser virtualmente invisibles para el resto del planeta?

Pd.

Si ocupas comprar una videocámara, cámara digital, computadora (compralas si sistema operativo y le instalas linux que por lo general es gratis le sacan el máximo provecho a tu computadora, o en caso de ocupar windows, pues compra windows xp), televisor o un móvil escogelo bien, que no sea muy caro (para no darles ganancias exorbitantes a esas empresas) y que te dure unos 20 años o más.

Así ganas dinero, ahorras, no haces millonarios a unos pocos y además evitas la muerte de millones de africanos. Aunque te den una tv o computadora a precio bajísimo no lo aceptes ya que así evitas que estas empresas sigan extinguiendo a millones de personas para robarles sus metales, sus minerales y sus tierras. Por cada cadena o rejoj que compras hecho o bañado en oro un ciudadano de la república democrática del Congo muere.


Acciones

Information

One response

1 11 2008
carlosruizortega

Holap:

Hay un capítulo de “La Dimensión desconocida” (“Twilight Zone” en inglés), en el que llega un misterioso personaje con una caja a tocar la puerta de una casa. El misterioso hombre le ofrece la caja a los dueños de la casa. Dicha caja tiene un botón en la parte superior, y el visitante les dice algo como: “Miren, voy a dejar aquí esta caja y volveré en una semana… si ustedes oprimen ese botón, alguien a quien USTEDES NO CONOCEN morirá, y ustedes obtendrán US$1.000.000″… no les voy a contar el final, pero la cosa es que al enfrentarse a este dilema ético, estoy seguro de que más del %99.99999 de la humanidad elegiría oprimir el botón…

“Homo homini lupus est.” (El hombre es el lobo del hombre.)
-Thomas Hobbes.

Saludooos😛

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: